Depresión: Tratamiento en Mendoza

¿Qué es la depresión?

Todos se han sentido tristes en algún momento, pero esta sensación generalmente se va luego de unos días. Cuando alguien tiene depresión, tiene dificultades en su vida cotidiana por días a semanas. Es aquí cuando la depresión se transforma en un problema que necesita tratamiento.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión?

Distintas personas tienen diferentes síntomas, algunos de ellos incluyen:

  • Sentirse “triste” o vacío.

  • Sentirse desesperanzado, irritable, ansioso, culpable

  • Pérdida de interés en actividades

  • Dificultad para concentrarse

  • Problemas en el sueño (dormir mucho o insomnio)

  • Comer de más, o pérdida del apetito

  • Pensamientos en torno a la muerte

  • Dolores en el cuerpo, problemas digestivos

¿Cómo se trata la depresión?

El primer paso es consultar a un profesional de la salud mental (psiquiatra o psicólogo). A través de entrevistas, los profesionales recaban información útil en una historia clínica que sirve para delinear un tratamiento.

Es importante tener en cuenta que el tratamiento siempre debe ser individualizado, lo que funciona para una persona puede no ser útil para otra. También los profesionales suelen tener en cuenta las preferencias del paciente a la hora de planificar un tratamiento.

Algunas opciones son:

Psicoterapia

El objetivo de la psicoterapia es que la persona que acude a consulta aumente su capacidad para resolver sus problemas y para satisfacer sus necesidades, posibilitando una buena relación consigo misma, con los demás y con el entorno.

Utiliza conocimientos y técnicas psicológicas para ayudar a las personas a mejorar su calidad de vida. Es un método de abordaje de las dificultades por los que pasamos las personas en determinados momentos de la vida, que sientan que los está desbordando y desea mejorar.

A través de un proceso en donde se establece una comunicación íntima, sincera y confidencial entre el terapeuta y paciente será lo que posibilite el cambio.

Más información acerca del área de Psicología de ISAMM

Uso de medicación (antidepresivos)

Es una herramienta que es útil para tratar síntomas como la ansiedad excesiva, angustia, dificultad para dormir, pensamientos de muerte, etc.

Muchas personas tienen miedo a hacerse “adictas” a los antidepresivos. Si bien es una preocupación válida, es importante comprender que los antidepresivos no producen adicción. Son ciertos ansiolíticos los que están asociados en algunos casos a dependencia, por lo que deben ser utilizados por el menor tiempo posible.

Más información acerca del área de Psiquiatría de ISAMM

El tratamiento óptimo en muchos casos es una combinación de psicoterapia con medicación.

Como mencionamos anteriormente, no hay una fórmula que se aplique a todos los casos: hay personas que prefieren realizar uno u otro tratamiento, mientras que hay otros que, por la gravedad de su situación, es aconsejable que tomen medicación por un tiempo determinado.